Objetivos

GT Plus Neofem  se desarrollo bajo el concepto de INMUNONUTRICION combinando en su formulación  múltiples micronutrientes naturales favoreciendo las funciones metabólicas esenciales y reforzando
el sistema inmunológico de la mujer en todas sus etapas de la vida.


Concepto de inmunonutrición

Numerosos trabajos han demostrado que deficiencias severas o crónicas de muchos nutrientes reducen
la respuesta inmune (Cook, 1991; Latshaw, 1991; Deitert et al.,1994). Esto no es sorprendente si se tiene
en cuenta la elevada velocidad de división de las células y el gran número de cofactores enzimáticos
que son necesarios para que se produzca la respuesta inmunitaria. Desde un punto de vista práctico, algunos nutrientes pueden modular marcadamente las respuestas inmunes cuando sus concentraciones en las dietas varían en intervalos que están marginalmente por debajo o muy por encima de las requeridas para cubrir las recomendaciones normales. Los mecanismos a través de los cuales niveles usuales
de nutrientes pueden afectar al sistema inmune son diversos.
Durante una respuesta inmune se liberan citoquinas, como la Interleuquina 1, que actúan sistemáticamente para movilizar grandes cantidades de nutrientes de otros tejidos, especialmente músculo esquelético.
Por tanto, el sistema inmune puede liberar nutrientes en cantidades proporcionales a la intensidad
de la respuesta inmune, tamponando deficiencias marginales en la dieta debidas a una mala formulación. Las necesidades cuantitativas de nutrientes durante una respuesta inmune para permitir la proliferación clonal de leucocitos y para la producción de anticuerpos y otras moléculas de respuesta son pequeñas
en comparación con la cantidad de nutrientes liberada de otros tejidos.
 Durante la fase aguda de una respuesta inmune, la mayor necesidad nutritiva es para la síntesis y liberación de proteínas de la fase aguda en el hígado (Grimble, 1992). Este proceso requiere más energía
y aminoácidos que los necesarios para los leucocitos. La función de muchas de las proteínas de la fase aguda (por ejemplo: hemopexina, haptoglobina, α-macroglobulina y ceruloplasmina) es proteger al huésped del impacto potencialmente dañino de la respuesta inmune. Los leucocitos liberan muchas sustancias tóxicas tales como oxidantes, proteasas, lipasas y oxidasas que pueden causar patologías severas
a las células del huésped en ausencia de proteínas de la fase aguda.

Los nutrientes como agentes inmunoreguladores

Las variaciones en la concentración de algunos nutrientes en la dieta resultan en consecuencias inmunoreguladoras, debido a la participación de los nutrientes o de sus productos
en la comunicación celular.

Probablemente el mejor ejemplo de esta situación es el papel de los ácidos grasos esenciales
y de otros ácidos grasos en la comunicación celular, fluidez de la membrana y elaboración de mensajeros secundarios (Fritshe et al., 1991). Los ácidos grasos de las series n-3 y n-6 son los principales constituyentes de este proceso. En la mayor parte de las raciones prácticas el principal ácido graso n-6
es el ácido linoleico. Una parte del ácido linoleico se metaboliza a ácido araquidónico antes de incorporarse a las membranas.

El ácido araquidónico es el precursor de eicosanoides, tales como las prostaglandinas, tromboxanos
y leucotrienos. Ya que la cantidad y velocidad a la que se producen los eicosanoides está relacionada
con la concentración de ácido araquidónico en la membrana, el metabolismo de los eicosanoides
es proporcional a los niveles de ácidos grasos n-6 en la dieta. La concentración en la dieta de ácidos grasos n-3 modifica la velocidad a la que el ácido araquidónico se convierte en eicosanoides. Presumiblemente
la relación de ácidos grasos n-3 a n-6 determina la velocidad de producción de eicosanoides
en los leucocitos y células accesorias, proporcionando un clima inmunoregulador.

Bibliografía

1- COOK, M.E. (1991) Crit. Rev. Poult. Biol. 3, 167-190.
2- LATSHAW, D.J. (1991) Vet. Immunol. Immunopathol. 30, 111-120.
3- DIETERT, R.R., GOLEMBOSKI, K.A. y AUSTIC, E.R. (1994) Poultry Sci. 73, 1062-1076.
4- GRIMBLE, R.F. (1992) Proc. Nutr. Soc. 51, 285-294.
5- FRITSCHE, K.L., CASSITY, N.A. y HUANG, S. (1991) Poultry Sci. 70,611-617.


Hacenos tu consulta

GTplus
staff científico | GTplus y la comunidad | preguntas frecuentes | aval internacional | laboratorio | productos | contacto
GTplus Neofem | GTplus Neolife | GTplus Neonature
atención al cliente 08003454875 - Copyright © 2010 GTplus. Todos los derechos reservados.
Live Chat by Comm100